lunes, 11 de mayo de 2009

A ti...


Te conocí en periodo de reencuentro profundo con mis sentidos, curiosa, un tanto temerosa, con muchas ganas de conocer y aprender.
Me abriste aquella puerta metalizada y misteriosa. Una gran sonrisa en tu rostro, me decía que no me había equivocado de lugar. Había llegado hasta allí y por primera vez traspasé aquel umbral.
Palabras de amabilidad, presentaciones…hiciste que me sintiera realmente cómoda e integrada. Desde aquel día se sucedieron grandes momentos que compartimos con ilusión.
Un día tuviste que marchar y desde entonces no cesé de echarte de menos. Que cosas, aún me sorprende, pero ya lo entiendo.
A veces pasa, que tienes la suerte de encontrar personas especiales, personas con las que existe una gran conexión, una empatía generalizada…
Alguien con quien te sientes cómodo al compartir tus sentimientos y pensamientos mas profundos, que compartidos o no, siempre son respetados y valorados.
Las horas pasan fuera de tiempo cuando las comparto contigo, los lugares se vuelven especiales y cualquier motivo es ideal para inmortalizarlo en mi memoria.
Por esto y por todo. Muchas gracias!.
Besos y mas besos!

2 comentarios:

canela dijo...

Que bonita me pareces entre el cañamo,fue un placer volver a veros y en esta ocasion incluso volar en tu compañia :)
un beso con buen aroma.

edelweiss mei dijo...

Muchas gracias por tus palabras.

Me alegra verte también por aqui

Besos!