jueves, 15 de octubre de 2009

A-Firmaciones


Había pasado lunas enteras pensando, meses y años meditándolo y un sin fin de instantes deseándolo.

Había llorado por ello, llegando incluso al absoluto desconsuelo. Noches y días soñándolo, madrugadas en vela fantaseando llena de anhelos…
Lo había gritado, llorado, e incluso en silencio, suplicado…

De pronto un día, sin apenas esperarlo, El pronunció sus palabras, solicitando su respuesta. Ella, quedo exhausta, casi petrificada, totalmente perpleja.

Lo había idealizado tanto que quizá no fue muy consciente de que sus deseos podrían hacerse realidad. Sus ojos se abrieron brillando como luminosas estrellas, pero su mirada se mezclo de temor. La abordaban las preguntas e incluso los miedos.

Solo había dos respuestas posibles. Ella parpadeo mezclándose en su atenta mirada. Su rostro era serio, profundo, pero lleno de paz. Sin duda daba la confianza que necesitaba. Trato de sostener su rostro para pronunciar su decisión.

ACEPTO, dijo con los ojos húmedos y orgullosos. Te Amo la contestó.
Ambos se besaron mezclándose ante una nueva realidad.

2 comentarios:

carlos dijo...

Los miedos desaparecerán de tu vida, la cofianza volverá, no te preocupes mi amor, que todo se estabilizara y feliz te sentiras. TAAA

edelweiss mei dijo...

TAAA