lunes, 8 de febrero de 2010

Sábado de nieve

Este año ha nevado bastante en Madrid. Algunos días ha hecho mucho frio. Cierto que no suele gustarme demasiado pero la nieve tiene un encanto especial que en ocasiones nos hace jugar casi como niños y eso me encanta.
Aquel sábado, como plan diferente, subimos a la sierra ataviados con un trineo para rodar y rodar a grandes velocidades por la nieve (mas tiempo en el suelo que sobre nuestro inestable transporte). Había olvidado que a veces el mundo se torna al reves y cuando uno quiere girar a la izquiera tiene que hacer lo contrario a lo que te pide el cuerpo y claro, acababa rodando como cualquier rebozada croqueta . A eso le sumamos los "desteñibles" pantalones de 8 que iban contaminando mi impecable rebocina e iba dejando una estela azul por allá donde pasaba su trasero, jajaja
El día fué extremadamente divertido. Aqui dejo un par de visiones :D
De nuevo volvi a ver un mar de nubes


2 comentarios:

Carlos dijo...

Madre mia pero que hago yo ahi, la madre de dioxxx. Me lo pase genial.TQM

edelweiss mei dijo...

jajaja. Si, fué divertido :D