lunes, 9 de agosto de 2010

Encargos inesperados...

Hace algún tiempo que comencé a confeccionar objetos de fieltro, (broches, collares, carteras, monederos, imanes para la nevera, muñecas atables…., todo depende del capricho :-)

Siempre acabo regalándolas, pues suelo hacerlas pensando en alguien. El otro día, habíamos quedado con mis cuñados y su hija, a la que la llevamos una Hello Kitty con un par de vestiditos, zapatos a juego y algunos complementos de “quita y pon”. Lo cierto es que quedó muy divertida y entretenida. Estuvo enseñándonosla uno por uno, encantada con su nueva gatita. Cuando llegó a su padre, este quedó maravillado y parece que su mente empezó a elucubrar…

Pasados unos minutos me dijo: -¿Podrías hacerme a mi uno?, (debí quedar con cara de extrañada), enseguida el, añadió: “¿podría hacer el dibujo y tu lo haces en fieltro?”.

Hace muchos años que nos conocemos y no suele extrañarme con sus comentarios, pero hacerle un muñeco iba un poco mas allá. Al final la idea me pareció divertida y no se porqué, rápido imaginé que clase de muñec@ quería. La cosa quedó ahí y quedamos en que hablaríamos sobre ello.

Este fin de semana, volvimos a quedar con ellos….

D (cuñado): “Oye, casi tengo terminado el muñeco!. Podría mandártelo en los próximos días y le echas un vistazo…"

E: "Vale!, en cuanto me lo mandes me pongo con ello."

D: (cara medio avergonzada medio espléndida y vivaz) “He hecho un cerdito con dos vestidos, uno de monja y otro de sadomasoquista, así con gorra y eso…, ya sabes…

E: (cara casi de poker, ojos abiertos y sonrisilla cómplice, no pude evitar reír aunque traté de hacerlo moderadamente).

R (cuñada) (cara de, ¿De que estáis hablando?): “¿Qué muñeco? ¿qué decís?”

D: (cara, de, No voy a darle importancia a esto para que la situación parezca mas “normal”) : “Nada que me va a hacer un muñeco.”

R: "Mmmm, ahh..."

E: (Sonrisa tratando parecer neutral)

E: "Bueno, entonces tienes que hacerme los patrones de los vestidos y el muñeco".

D: "Vale, no hay problema. Había pensado buscar unas cadenitas y unas argollas para ponérsela en el pezón".

E: (Cara de no puedo creer lo que me estás diciendo…)

D: “Después, podemos hacerle complementos. Tu ya sabes…”

E: (Como que yo ya sé, jajaja. Cara de, quiero que todo parezca sencillo y que me sigas contando lo que quieras, porque esta situación empieza a parecerme de lo mas divertida…)

D: (Se le abren mas los ojos)

“Y quiero que el cerdito tenga rabito y pelos en el culo”

E: (Dios!! ¿cómo iba a quedar indiferente a aquello?)

“¿Pelos en el culo? Que bizarro, no?, jajaja,.....,vale, vale, intentaré hacerle pelos…”

D: “Tienes libertad creativa. Si quieres saber de algo en Internet puedes encontrar lo que quieras…”

E: (Risa)

“Claro, claro…, no te preocupes”

R (no volvió a mediar palabra)

D: “No tenía ni idea de que hicieras cosas de fieltro”

E: “Si, empecé hace poco y la verdad es que te da posibilidades, me entretiene y es divertido…

D: “Voy a por una cerveza”

L: “vale, hay frías en la nevera”

3 comentarios:

carlos dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, LA MADRE DE DIOXXX, QUE VOY HACER CON EL. UN DÍA ME LO ENCUENTRO EN ALGUNA FIESTECILLA.

MUY BUENA LA CONVERSACIÓN 100% REAL.

TQM, JAJAJAJAJAJAJAJA

Alex dijo...

IM-PRESIONANTE. Sería un buen tema para una serie de televisión.
Habrá que seguir con cara de pocker hasta descubrir más.
Estamos esperando la 2ª parte de deseadas vacaciones en la versión de su esclavo.
Alex

edelweiss mei dijo...

Hola Alex,

Sin duda una experiencia cuanto menos divertida e interesante.

Quizá algún día, deje caer por aqui, los pensamientos de 8 en aquel primer día de vacaciones, quien sabe...