martes, 25 de agosto de 2009

Hallándome...

Caminando, he llegado hasta aquí…
Observo la materia, mi existencia de mujer, mi objetivo al existir. La transcendencia de mis deseos y preguntas. Su posible resultado…
Percibo la brisa, huelo la vida, me recreo en su compañía…
Siento las punzadas de la tierra de mis entrañas, del terreno de mi interior. Es temeroso, pero dulce.
Oscuras aristas que abordo con mis descarnadas rodillas, dejando que penetren en mi ser, en la inmensidad de todo, en la profunda raíz, en la madre de mi ser, en el calor natural.
Siento la necesidad de continuar descubriendo, de salvar inmensidades , es tiempo de percepción, de reflexión. Había estado ocupada en otros cuerpos, en otras vidas. Quiero continuar escuchando, cuidando, amando…, dedicándome sonrisas.
Deseo fundir mi interior en sensaciones y vivencias intensas y enriquecedoras, penetrar el contorno y sentir libre como vienen y van…
Elijo descubrirlo, desdoblarlo, crecer ante las decisiones, averiguar el dolor, hacer frente al temor…
En un instante, me detengo, tanto he buscado que por fin lo hallé. Ahora está frente a mi. Con su oscuro manto, casi impermeable. Observo desde la distancia, prudente y temerosa. Inundada de misterio y deseo.
Mis pensamientos vuelven a llevarme lejos, y de forma incauta, le doy la espalda a mis miedos. Salgo de mi, me alejo sin poder evitarlo, aunque siento su presencia…
Respiro incertidumbre, desasosiego, respuestas que se dónde hallar, pero mi cuerpo se paraliza hallándose esclavo ante la aparente oscuridad.
Vuelvo a mi. Me siento libre para elegir, para decidir que deseo, para ver el camino y continuar creciendo.
Siento como se acerca, no planeo huir, quiero ver su reflejo, sentir su razón, comprender sus motivos, observar su apariencia.
Expuesta, dejo abierta esa puerta, deseo sentir su esplendor, deslumbrarme con su luz, recibir su lección.
Empaparme de mi yo, fundirme con mi ser, hallar la armonía de mi presente, crecer desde el pasado, permitir la evolución de un futuro…
La oscuridad toma mi reino secuestrando a mis sentidos, la invasión no se demora, siento la presión, su fuerza y su sabiduría…
La necesidad de conocer me apoya, va mostrándome la ascensión, permitiéndome viajar hasta el interior de mis sentidos…
Emociones desconocidas, placeres camuflados, palabras mudas encerradas, todo me inunda…
Instantes de intensidad, de reconocimiento, de aceptación… Siento la inmensidad de mi ser, la profundidad de mis pensamientos. Allí no hay límites, no existen las barreras tan solo un universo por descubrir…, por disfrutar…
He perdido la noción del espacio exterior, vuelo sobre una burbuja. Liquido flotante lleno de color, me deslumbran sus brillos, siento su esplendor…
Ya estoy dentro, he traspasado el último y fino velo. Abro los ojos, siento la fusión, atrás ha quedado el miedo. Percibo el sosiego…
Deseo anunciarlo, reconciliarme conmigo, gritar mi deseo, reconocer mi poder, palpar mi verdadera libertad. Por que hoy que me escuché me siento libre, me siento en paz.

GRACIAS
Fotografía original por Zor
Modelo: Eris Irae
Perdón por los destrozos que hice con las fotos : ), fueron mi inspiración...


NOTAS

- No hay mayor esclavo que el que no escucha a su interior…

- Hombre, conoceté a ti mismo y hallarás un gran Universo.











3 comentarios:

nek dijo...

Muy sentido el texto. Ojala todos pudieramos decir lo mismo. Yo me siento en no pocas veces como un velero que navega sin rumbo a merced del viento, siento que llevo una existencia sin objeto, y casi no tengo motivos, pero ese casi, pesa como una losa. Poco a poco me voy leberando hasta donde la prudencia me permite, pero aun así sigo sintiendo que me falta ese algo...
No soy especial. Ahora lo se. Hay muchos otros como yo, pero eso tampoco alivia. Este sentimiento, esa sensación, es lado oscuro de las relaciones no vainilla.

Resulta gratificante encontrar a alguien verdaderamente liberado, a alguien que haya encontrado la paz consigo mismo....

Un saludo.

nek

edelweiss mei dijo...

Estimado amigo Huespez:

Gracias por tus palabras. Es muy gratificante volver aquí y encontrar una respuesta, una opinión, un sentimiento...

Sin duda el camino en ocasiones se hace largo, incluso muy dificil de sobrellevar.
Después de algún tiempo valoré las prioridades de mi vida, aquello que deseo y en alguna ocasión anhelé.
Pienso que somos nosotros quien delimita nuestro camino, porqué no olvidemos, siempre hay elección.
A lo largo de la historia, algunos se han ocupado de oprimir algunas de las mas importantes libertades. Através de imposiciones moralistas, en mi opinión, generalmente dañinas que amputan si lo permitimos nuestro crecimiento.

Opto por ser libre, por amar la vida, por disfrutar de ella, por compartirla, por entregarla a aquello que me hace feliz....
Si mi corazón Ama no habrá nunca "pecado" y me siento sosegada y tranquila cuando mi voz interna me susurra, que lo que hago está bien. Día a día crezco y me libero de residuos.

¿A quien debo otorgar la guía de mi vida sino a mi corazón? ¿Quien debe sentir las piedras del camino sino mis plantas?.

Un gran sabio me dijo: "Todo es posible si uno lo desea casi con obsesión. Lucha por aquello que te da paz y hayarás la paz".
-----------------------------------

Gracias Nek.
Te deseo todo cuanto merezcas. : )

nek dijo...

Buenas tardes edelweiss.

Me parecieron muy bonitas tus palabras, por eso puse lo que puse. A todo lo que escribes le imprimes mucho sentimiento, pero fue en esta entrada cuando me pareció comprender.

Yo conozco bien la realidad del mundillo BDSM en Madrid. He visto muchas cosas, he leido bastante, he practicado también, claro, y paradójicamente lo que más difícil resulta de atisbar es el sentimiento desnudo, sin interpretaciones, sin adornos. Por un tiempo llegue a pensar que era algo que no se daba, una quimera, pero en alguna parte de mi ser algo se rebelaba contra esa percepción. Sabía que no podía ser así.

Yo, por mi forma de sentir esta realidad, siempre he sido muy expresivo, muy emotivo; y eso es precisamente lo que muy contadas veces se percibe; la liberación, el placer, la felicidad por estar haciendo lo que te gusta sin mas....

Es por esto, que cuando veo algo que me llega, ya sea visualmente o como comentario a una experiencia pasada, o vital, me apetece expresar lo que siento, como ahora.

En este sentido va mi comentario siguiente con respecto a la foto anterior de la suspensión tomada en el Sabbat.

Me parece fantástica, en todos los sentidos, la composición, la iluminación, el que saliese tan bien habiendo sido sacada en movimiento (el pelo es impresionante como está), pero sobre todo y por encima de todo tu expresividad.... la miro y acabo como hipnotizando. Es como si todos mis sentidos se concentraran en un único punto, como si quisiera ver a través de ella. No resulta fácil expresarlo exactamente con palabras.

Espero que no te haya parecido muy osada esta parte final de mi comentario.

Un saludo