jueves, 13 de mayo de 2010

Ayer...

Una noche oscura, una noche larga...

Fuera de aquí, lejos de mi. Pensamientos que me invaden, juicios de palabras y acontecimientos que taladran mi cordura. Tengo la seguridad ante mis actos pero no puedo negar que la intensidad en ocasiones se apodera de mi mesura. Necesito trabajar sobre ello.

Se que hice bien pero aún así me siento atormentada. A veces, tus lecciones me suponen una gran tempestad. Mezcla de amor y dolor.

Es extraño, pero ayer, recordé unas palabras de mi padre; “¿No comprendes hija, que castigarte me duele mas a mi que a ti?".

Ayer, sentí exactamente eso. No estaba bien lo que habías hecho, cometiste una falta grave. Aquello no podía quedar impune. Quería que fueses responsable con tus actos. Pero a veces me duele...

Para mi ha sido complicado. Me he encontrado con la siguiente pregunta, ¿qué no he hecho bien para que tu obraras de un modo y yo tenga que reprimir?. Es tu error, pero es mi fallo. Qué responsabilidad.

Simplemente necesitaba escribirlo, plasmarlo para terminar de pensar en ello. No voy a darle mas vueltas. Lo recibo como un aprendizaje mas.

Ambos salimos aleccionados y lo cierto es que parte de mi está agradecida por ello.



Deseo seguir andando...
T AMO

3 comentarios:

juliano4646 dijo...

La fisica nos esnseña que a una acción le corresponde una reacción igual pero en sentido opuesto que devuelve el equilibrio. Una falta grave no puede quedar impune ya que provoca un desequilibrio y por eso el castigo con amor (que garantiza la mesura) es la mejor medicina para que el esclavo recupere el equilibrio. Si la falta es realmente grave, el castigo puede administrarse en varias dosis durante un periodo de tiempo mayor por ejemplo una semana. Es para extender el periodo de meditación que el esclavo experimenta mientras está recibiendo el castigo y que es potenciada por el amor que derramas sobre él mientras lo estás aplicando.
Tu sufrimiento es comprensible pero no significa fallo porque ya habías trazado una senda consensuada y tu responsabilidad ahora es que se camine por ella sin salidas ni atajos.

Zor dijo...

Espero que esteis bien :)

edelweiss mei dijo...

Esta etapa, aunque intesa está siendo maravillosa